6 tips para mantener tu nevera siempre limpia

Si quieres cuidar de la salud de toda tu familia, ¡empieza por cuidar la limpieza y organización de tu nevera! Mantenerla limpia y en condiciones óptimas juega un papel importantísimo en la conservación de los alimentos, ya que te ayudará a preservarlos frescos sin modificar sus características nutricionales.

Recuerda lavarla a fondo de forma periódica y sigue estos 6 sencillos consejitos para mantenerla limpia por mayor tiempo.

Una mujer limpia un refrigerador

1. Limpia tu nevera mientras arreglas el mercado: ¿Te pasa que algunos alimentos se echan a perder más rápido de lo que deberían? Que sea una regla en casa, ¡no pongas nada nuevo y fresco en tu nevera sin antes limpiarla! De seguro verás un cambio en la conservación de los alimentos. Seguir esta regla te ayudará también a identificar qué comida tienes, cuáles deberás consumir con mayor rapidez y por supuesto, evitará malos olores de comidas expiradas.

Límpiala a fondo sacando las estanterías y cajones. Remueve todo el mugre o comida restante con un trapo y asegúrate de pasar una esponja con un poco de Pine-Sol® Lemon Fresh y agua. Además de desinfectar y desengrasar tu nevera, le estarás brindando un olor fresco y apacible a la misma.

Un refrigerador organizado

2. Marca tus contenedores: ¿Cuántas veces encuentras contenedores con comida en tu nevera que ni siquiera recuerdas qué día preparaste? ¡La cinta adhesiva es la solución! Mantén siempre en tu cocina un lapicero y marca tus contenedores con la ayuda de cinta o etiquetas adhesivas, pon la fecha o el día en la que fue preparada y así evitarás comer algo demasiado viejo o poco fresco que te pueda causar problemas de salud. Si eres de los que te gusta empacar tus snacks en bolsitas, podrás hacer uso de las bolsas Glad® 2-en-1 Zipper ya que vienen listas para marcar. Recuerda que tú eres lo que comes, por tanto, procura consumir tus alimentos frescos.

Vegetales en una nevera

3. Mantén los alimentos que caducan primero, siempre a tu vista: Por más cuidadosa que seas con los alimentos, es inevitable que algunos productos se expiren antes de lo previsto. Evita que te pase tan a menudo ubicando las frutas, verduras, o productos que caducan pronto en la parte superior de tu nevera. Sin duda, cada vez que la abras recordarás que esos son los productos que deberás consumir con mayor antelación.

Alimentos organizados en la nevera

4. La organización es la clave del éxito: Quizá lo habrás escuchado antes, y ¡es verdad! La organización, incluso en tu nevera, te asegurará un espacio limpio y bien cuidado. Procura siempre separar los alimentos y cajones por tipo de productos. Utiliza cestas o recipientes para dividirlos y de ser necesario, coloca etiquetas para que te resulte más fácil identificarlos. Separa las verduras y frutas de los embutidos y quesos, para evitar que el aroma de estos impregne otros alimentos. Reserva siempre un espacio para los contenedores donde guardas comida de días anteriores y procura cortar las frutas como piña, papaya, melón y sandía; ¡ahorrarás espacio en tu nevera y serán más fáciles de consumir cuando se te antojen!

Glad® Press´n Seal®

5. Evita las salpicaduras o mancha: Si quieres evitar molestos derrames o manchas en tu nevera, sella y cubre tus estantes y contenedores de vidrio con Glad® Press´n Seal®. Sellar los envases te ayudará a conservar los alimentos frescos al igual que tu nevera libre de malos olores; y cubrir tus estantes, te hará más sencilla la limpieza, pues solo tendrás que retirar el producto al momento de un derrame. ¡inténtalo y notarás la diferencia!

Una nevera llena

6. Aprende a ahorrar espacio: ¿Te pasa que ya no encuentras lugar para almacenar tus alimentos? Sé muy selectivo al poner productos en tu nevera, muchos no necesitan ser refrigerados. No guardes nunca comida en platos, siempre usa contenedores o frascos que te permitan abrir espacio en tu nevera poniéndolos uno encima del otro. Si eres de los que te gusta guardar muestras pequeñas de salsas, utiliza una bolsa o frasco para guardar todas en un mismo lugar y no crear desorden. Y, por último, empieza a revisar la fecha de caducidad de todos los envases para abrir espacio y a su vez, evitar consumir alimentos que llevan ahí más del tiempo del indicado.

Compartir artículo: