7 formas de mejorar la forma en que duermes

No es un secreto que para obtener el descanso que el cuerpo necesita, se debe dormir al menos 8 horas al día. Para muchos esto es un poco difícil ya sea porque tienen un sueño muy liviano, es difícil desconectarse del estrés del trabajo o simplemente tienen muchas cosas en la cabeza a la hora de dormir.

Hacer algunos cambios en tu rutina antes de irte a la cama te pueden ayudar a conseguir ese sueño profundo que tanto deseas, ayudándote a despertarte con ganas y listo para enfrentar un nuevo día.

Una mujer durmiendo

  • 1. La almohada: Asegúrate de que usas una almohada que sea la indicada a la forma en que duermes. Por ejemplo, si duermes boca arriba debes usar una almohada delgada, si duermes de lado usa una almohada más gruesa y si duermes boca abajo usa una almohada ultra delgada. ¡Esto puede hacer una gran diferencia en tu descanso!
  • Un hombre escuchando música

  • 2. Usa música apropiada: Si vives cerca de una carretera principal o en una ciudad donde hay mucho ruido, intenta tocar música de fondo blanca o relajante para que te de tranquilidad antes de dormirte.
  • Una mujer leyendo

  • 3. El pensativo: Si eres de las que se acuesta y comienzas a pensar en todas las cosas que tienes que hacer el próximo día, antes de irte a la cama haz una lista de todas las cosas que tienes que hacer y luego agarra un buen libro y léelo para que te ayude a despejar la mente y puedas dormir mejor.
  • Una mujer y su hija corren juntas

  • 4. Haz ejercicios: Trata de moverte más y sentarte menos. El ejercicio es una buena forma de liberar el estrés después de un largo día de trabajo. ¡Así que a ver menos televisión y a mover el esqueleto! También terminarás más cansada y estarás lista para una noche de sueño delicioso.
  • Una mujer tomando té

  • 5. Bebe té: Prepara un buen té—el de tu preferencia, pero procura que no tenga cafeína—todas las noches para que te ayude a relajarte y bajar las revoluciones del día, luego date un buen baño y, ¡a la cama!
  • Un perro en su camita

  • 6. Los hijos de cuatro patas: Sí, sabemos que te encanta acurrucarte con tu perrito o gatito, pero si padeces de alergias éstos pueden hacerlas peor, además de que nuestros animalitos caminan y se arrastran por lugares que nosotros no tenemos control y pueden traer esas bacterias a la cama. Acostúmbralos a dormir en su camita en lugar de la tuya.
  • Dormitorio con cojines y velas

  • 7. Relájate: Se dice que las velas de lavanda ayudan a relajar a las personas, pero utiliza un aroma—el de tu preferencia—que cada vez que lo huelas te traiga memorias de felicidad, te relaje y te ayude a sentirte más a gusto en la casa.
  •  

    Por último, todos los días después que te levantes en las mañanas, haz la cama. Esto te recordará que las pequeñas cosas son importantes y crearás un hábito que en realidad te puede ayudar a adoptar otros buenos hábitos a lo largo de tu día.

     

    Compartir artículo: