8 cosas que no pueden faltar en tu maleta del gimnasio

Seamos realistas, sin importar la razón nunca es fácil comenzar a hacer ejercicio. Lo que no te han dicho es que una vez lo conviertas en parte de tu rutina y los resultados empiecen a cobrar vida, ¡lo que será difícil es dejar de hacerlo! Llénate de valor este mes y empaca en tu maleta estas 8 cosas que no te pueden faltar cuando vayas al gimnasio.

Audífonos: Ir al gimnasio también es una forma de deshacerte del estrés, y qué mejor manera que al ritmo de tu música favorita. Los audífonos te ayudarán a desconectarte del ruido externo y además, harán aún más divertida tu rutina.

Toallas desinfectantes: Seamos sinceros, ¡cientos de personas van diariamente a un gimnasio y no siempre limpian las maquinas que usan! Por higiene y para evitar cualquier tipo de enfermedad, que no falten en tu maleta unas toallitas desinfectantes – como Clorox® Disinfecting Wipes To Go, que son siempre una solución sencilla para sacarte de apuros.

Moñitos para el cabello: ¡Nuca están de sobra! Algunas son tan delicadas que se rompen o se pierden fácilmente. Mantén más de 2 moñitas en tu maleta por si pierdes la tuya en cualquier momento. No hay nada más incómodo que hacer ejercicio con el cabello suelto.

Frutas o barras de proteína: Comer es una parte esencial de mantener una vida saludable, especialmente después de entrenar cuando tu cuerpo ha quemado calorías y necesita de un buen alimento para recuperarse. Siempre mantén a la mano una barra de proteína o fruta — como una manzana o un banano, que son fáciles de llevar y te darán energía mientras llegas a casa.

Botella de agua: Al hacer ejercicio, muchas personas optan por llevar bebidas energéticas o deportivas, pero recuerda que nada es más natural y sano para mantenerte hidratado que el agua. Toma por lo menos tres descansos a lo largo de tu rutina de ejercicio para hidratarte.

Toallita de manos: Además de mantenerte fresca y alejada de malos olores, podrás usarla sobre alguna colchoneta, ya sea por higiene o porque necesitas doble soporte. ¡No la dejes en casa! Una toallita pequeña es versátil y fácil de llevar.

Blusa extra: ¡Nunca sabes cuando la puedas necesitar! Por si tu día de ejercicio se alarga más y tienes que ir a recoger los niños al colegio o por si quieres pasar por el supermercado después del gimnasio … una blusa extra siempre te ayudará a sacarte de aprietos para que luzcas impecable.

Productos femeninos: Recuerda como dice el dicho – mujer precavida vale por dos. Mantén una pequeña carterita con productos como tampones, toallas sanitarias, desinfectante y cualquier otro elemento que creas puedas necesitar en caso de que tu visitante del mes te sorprenda en el gimnasio.

Compartir artículo: