¡Adiós alergias, en mi casa no son bienvenidas!

El verano significa playa, practicar deportes al aire libre y asistir a muchas parrilladas con amigos y familiares. Para otros,  el verano es sinónimo de alergias y constantes estornudos, ojos llorosos y picazón por  los alergénicos que trae la temporada.  Los alergénicos del hogar provienen de ácaros, escamas de la piel de mascotas y moho que pueden causar un verdadero problema a quienes padecen de alergias todo el año.

Pero no te preocupes que aquí te damos tres consejos para que mantengas la casa limpia y libre alergias:

1.     Cierra puertas y ventanas

Sabemos que quieres ir a disfrutar del hermoso día, pero si puedes cerrar puertas y ventanas para mantener los alergénicos fuera de la casa, es recomendable. Hoy en día, venden filtros para las alergias que puedes colocar en todos los conductos de ventilación de tu casa. También puedes utilizar filtros con purificadores, y así reducirás drásticamente el polvo, el polen, el moho y las bacterias que puedan entrar de escondidas a  tu hogar.

2.     Sacude, lava y ¡ afuera  polvo!

Sacude, aspira y rocía las superficies blandas de los dormitorios con un revitalizador de telas varios días a la semana. Recuerda usar una mascarilla antes de pasar la aspiradora, ya que esta puede levantar el polen, el moho y el polvo que esté atrapado en las alfombras. Lava con regularidad la ropa de cama con agua caliente y utiliza Clorox Disinfecting Wipes para las superficies duras y no porosas.

3.     Controla la humedad

Es recomendable mantener la humedad de la casa entre un 30% y 50% para prevenir el crecimiento de los ácaros, los principales enemigos causantes de las alergias. Ajusta el nivel del termostato en tu casa para prevenir que las alergias impacten a tu familia.

¡Dale una patada a las alergias este verano y mantenlas fueras del hogar!

Compartir artículo: