Cómo mantener la casa limpia con mascotas

Nuestras familias son lo que convierten una casa en un hogar. Y cuando hablamos de la familia, estamos a incluyendo a todos nuestros seres queridos, obviamente incluyendo a nuestras mascotas consentidas. Aprende cómo mantener tu casa limpiecita, desinfectada y fresca con nuestros consejos y sugerencias.

El pelo: A nuestros amigos peludos les encanta acurrucarse con nosotros. Pero, por más rico que se sienta, esto causa que caiga mucha pelusa por toda la casa. ¿Y a quien le gusta llegar a una casa que esté cubierta de pelo? Mantén una caja de Clorox® Triple Action Dust Wipes en casa siempre y trata de establecer una rutina de limpieza para evitar la acumulación de demasiada pelusa. ¡Así podrás acurrucar a tu amigo peludo sin ningún remordimiento!

Los muebles: Lo más eficiente sería entrenar a tus mascotas que los sofás y otros muebles no son para que ellos se monten y tomen siestas, como muchos de ellos lo hacen cuando están solitos en casa. Pero, siendo realistas, sabemos que puede ser difícil este tipo de entrenamiento. Estira una manta o sabana vieja en los muebles favoritos de tu mascota para protegerlos de cualquier rasguño o mancha. Recuérdate de limpiarlas cada semana con un detergente sin muchos químicos para mantener a tus peluditos sanos y salvos.

Las manchas: Los accidentes pasan. Son inevitables. Lo importante es como reaccionas al ser presentado con la situación. ¡No te estreses! Cuando tu mascota manche alfombras, colchones o hasta manchas en tapizados, confía en el Clorox® Urine Remover. Para usarlo, elimina el exceso de líquido con un paño seco o una toalla. Rocía directo en la mancha hasta cubrirla por completo y deja reposar por 3 minutos. Lo espectacular de este producto potente es que funciona tanto como en las manchas como en los olores. ¡Adiós, olores desagradables!

Los recipientes de comida y agua: ¿Con qué se puede comparar la felicidad de tu mascota cuando ven su platito de comida llena? ¡Es incomparable! Mantén los recipientes limpios y desinfectados para prevenir la formación de bacterias en estos. Con la ayuda de Clorox® Regular-Bleach, es muy fácil limpiarlos. Solo mezcla 2 cucharaditas de Clorox® Regular-Bleach en su presentación concentrada por cada galón de agua. Sumerge los platos prelavados en esta solución y déjalos reposar por 2 minutos. Escurre los platos y deja que se sequen al aire. Tus recipientes quedarán como nuevos y listos para la hora de comer.

Compartir artículo: