¡El secreto para que tu limpieza general de primavera sea un éxito!

Cuando llega el momento de limpiar los clósets, los dormitorios de los niños, el garaje o la casita de herramientas del patio enseguida empezamos a sentirnos abrumados. No sabemos por dónde empezar y por pereza lo vamos dejando. Total, finalmente tendremos que hacerlo.

La clave para simplificar tu vida y quitarte el estrés es tener una casa ordenada, limpia, bonita y con un rico aroma.  Así que busca un calendario y separa el próximo sábado o domingo que la familia tenga libre de actividades para que todos te ayuden. ¡Sí, tienes que involucrar a la familia!

Sigue los siguientes consejos para organizar una limpieza general de primavera perfecta ¡y en menos tiempo del usual!

Lo primero es identificar todos esos objetos que deben eliminarse. Es difícil empezar a limpiar y desinfectar si tenemos los clósets atestados de ropa, los dormitorios de los niños cargados de juguetes y un garaje caótico al que ya ni queremos entrar. Comienza por organizarte haciendo una lista detallando lo que vas a eliminar, como por ejemplo: 10 piezas de ropa que no se han usado en un año, dos pares de zapatos que están en mal estado o no se usan, cinco objetos o accesorios que están acumulando polvo, cinco juguetes o artículos deportivos de los hijos que están rotos, les faltan piezas o que simplemente ya olvidaron… y que tu esposo “tome el mando” del garaje. Una buena manera de que la familia se motive para ayudarte es tocarles el corazón a todos. Diles que donarán la ropa y objetos que aún  puedan ser aprovechados a familias de bajos recursos de su comunidad. Dicho esto, manda a tus hijos a sus dormitorios, cada uno con su lista y una bolsa de basura, para que comiencen su trabajo. Luego te tocará a ti revisar para desechar lo que no sirva y dejar en la bolsa lo que vas a donar o regalar. ¡Lo harás con una sonrisa de felicidad!

Hagan una limpieza profunda. Con el alivio que sientes viendo la casa más despejada y con cada cosa útil en su lugar, comenzarás tu limpieza general más animada. Enciende el estéreo y pon una música divertida que llene a todos de vitalidad y dale una tarea específica a cada uno. Trabajando en equipo trabajarán mejor y más rápido. Si tienes hijos adolescentes, el mayor puede ayudar a papá en el garaje mientras que el resto de la familia se ocupa de sus propias habitaciones. Reparte recipientes plásticos con desinfectantes, detergentes productos de limpieza multiuso, toallitas, etc., para que cada cual esté “armado” con lo necesario y no pierda tiempo esperando a que se desocupe un cepillo o un producto específico. Encuentra consejos prácticos y productos que harán brillar cada rincón de tu hogar.  

Con la satisfacción del deber cumplido… ¡premia a tu familia! Ver la casa reluciente y con olor a limpio hará que todos se sientan satisfechos de su obra… ¡así que llegó el momento del premio! Como, seguramente, terminaron cansados, manda a todos a la ducha diciéndoles que los esperarás con una pizza deliciosa, sus helados favoritos y el DVD preparado con una buena película de acción

Con este plan te irá tan bien que toda la familia querrá repetir la experiencia cuando llegue el momento de la limpieza general de otoño. 

Compartir artículo: