Embelleciendo el patio para el verano

Es muy importante tener el patio de casa limpio y bonito desde ahora mismo pues en cuanto lleguen los primeros rayos del solecito veraniego,  se convierte en el lugar preferido de todos en tu familia para relajarse y disfrutar de la temporada.

Lo más aconsejable es no esperar hasta el último minuto para comenzar con esta tarea, sobre todo si el patio es grande, porque posiblemente te van a hacer falta un par de jornadas y ayuda para enderezarlo.

Estos consejos útiles te ayudarán a preparar el patio para cualquiera de las actividades preferidas de tu familia en el verano.

  1. Empieza por limpiar los muebles del patio y cambiar los cojines. Si son de hierro o plástico, roséalos con un desgrasado industrial potente y déjalos un rato remojando. Después prepara una mezcla de jabón con el detergente de tu preferencia y un chorrito de Clorox Regular Bleach, y restriégala con un cepillo de cerdas duras. Una vez que hayas removido las capas de mugre, podrás ver con facilidad si necesitan una pinturita. Compra pintura en aerosol y retócalos; lucirán como nuevos. Si son de mimbre, con una buena sacudida y un paño húmedo basta.
  2. Involucra a tus hijos en la tarea de convertir tu jardín en el centro de atención. Compra semillas de flores de primavera y ponlos a cargo de diseñar el área de sembrado. Pídeles que hagan un plan de mantenimiento por día para regarlas y librarlas de las malas hierbas. Una manera eficaz de tener el jardín listo para el verano que nunca falla es abonarlo frecuentemente y aplicarle un poco de insecticida. Todo lo que ya tienes o siembres florecerá mucho más rápido, eliminando los insectos del camino.
  3. Llegó el momento de preparar la parrilla para las tradicionales barbacoas y carnes asadas en el patio que te esperan este verano. Una estrategia eficaz para poner el asador en forma es encenderlo como si lo fueses a usar. Una vez caliente, restriega la parrilla con un cepillo de hierro y un poco de aceite de cocinar para ablandar y quitar cualquier remanente. Déjala refrescar y cúbrela con papel metálico hasta que la necesites. Friega los utensilios y limpia los botones, la meseta y la tapa del asador con toallitas para desinfectar superficies. Para que el asador quede listo y se mantenga limpio, cúbrelo con un forro; es fácil de conseguir en cualquier tienda.

Tu patio será la sala de estar preferida de la familia y amigos este verano.

Compartir artículo: