Formas eficaces para alistarte rápidamente en las mañanas

Casi todo el mundo odia el sonido de la alarma del despertador en las mañanas, porque en ese momento nuestro sueño es más profundo. Una vez de pie, te espera la tarea de ir despertando a los niños para que se preparen para la escuela. Y si los más dormilones se quedan en sus camas te vas cargando de estrés, porque aún tienes que asearte, vestirte y maquillarte.

¿Lo peor? Que debes salir de casa casi corriendo dejando las camas desatendidas y la cocina desorganizada con los restos del desayuno, lo cual significa más trabajo para ti a tu regreso en la tarde.

Para que tus mañanas no sean una pesadilla y comiences tu día de trabajo positiva y con buen carácter, aquí te damos valiosos consejos que simplificarán tu despertar.

  • Mantén tu casa organizada y limpia. Si cuando te vas a la cama la noche anterior, tu casa está ordenada y limpia, y los niños tienen sus mochilas preparadas con todos su materiales escolares listos, tendrás más tiempo para ti en las mañanas porque cada cosa estará en su lugar y encontrarás rápidamente lo que necesitas ahorrándote minutos. Haz a los niños responsables del orden de sus habitaciones: pídeles que guarden juguetes, libros, etc., antes de ir a dormir y que al día siguiente vistan sus camas en cuanto se levanten. No importa si sus camas no quedan tan perfectas como te quedarían a ti. La intención es que los chicos aprendan a cooperar con los deberes de la casa y sean considerados con el resto de la familia. Una vez que todos terminen de desayunar, usa un limpiador multipropósito, que además de desinfectar tenga un rico aroma de lavanda, para limpiar rápidamente el mostrador de la cocina… ¡y te irás a trabajar feliz!
  • Busca la noche anterior la ropa que te vas a poner. Vas a sentir un gran alivio si al levantarte al día siguiente ya tienes lista la ropa que te vas a poner ese día. Si lo haces así podrás dormir unos minutos más o darte una ducha corta que te llene de energía, porque reducirás drásticamente el tiempo que tendrías que utilizar en ese momento para buscar en tu clóset… ¡y quizás planchar o asegurar algún botón! Si eres tú la que menos tiempo tiene para desayunar, prepara la cafetera la noche anterior con el agua y el café, y enciéndela en cuanto te levantes para que tu café esté listo enseguida; si lo llevas en un vaso térmico podrás bebértelo con toda la calma del mundo mientras manejas en camino al trabajo.
  • Acorta tu rutina de maquillaje. Pasar mucho tiempo delante del espejo para maquillarte, definitivamente retrasará tus salidas en las mañanas. Una buena idea es simplificar tu bolsa de maquillaje eliminando de ella el exceso de productos, como labiales y sombras de ojos de distintos colores, etc. Limitando tu maquillaje diario a tres productos, como base o humectante con color, polvos y rímel será más que suficiente para verte espléndida. Otra opción es salir de casa con la cara lavada y aplicarte el maquillaje dentro del coche unas vez que llegues al estacionamiento de tu trabajo. Sé previsora guardando en el maletero del auto, dentro de fundas protectoras (para evitar que se arruguen o se manchen), un abrigo ligero o dos chaquetas que combinen con todo para ponértelos al llegar a la oficina.   

Pon en práctica estas inteligentes tácticas para simplificar tus mañanas y tener siempre ¡muy buenos días!

Compartir artículo: