Recibe el otoño bien organizada

Llegó el otoño y con él una nueva oportunidad para vivir momentos especiales junto a tu familia. El mundo no se detiene con la llegada de los días fríos. ¡Todo lo contrario! Ahora puedes enfocarte en tareas importantes, como organizar los guardarropas de la casa con ropa y cobijas calientes, y revisar la calefacción y el calentador de agua para tenerlos listos y funcionando cuando baje la temperatura. También es bueno comenzar a pensar en cómo planear actividades y rutinas de ejercicios que mantengan a toda la familia entretenida durante el otoño. 

Aquí te damos algunas sugerencias útiles para disfrutar el otoño en familia y cómo evadir problemas inesperados al ser proactiva:

  • El otoño es la temporada ideal para organizar los clósets. Esta es la estación del año perfecta para hacer una limpieza profunda en los guardarropas de la casa, porque es el momento en que necesitas acomodar las prendas que vas a usar en los próximos meses fríos. Comienza sacándolo todo. Ponte a pensar, ¿hace cuánto tiempo que dejaste tu armario vacío y pasaste la aspiradora por todas partes: piso, estantes, repisas y cajones? Una vez que hagas una limpieza, lo siguiente será clasificar lo que vas a donar y lo que vas a guardar en un clóset auxiliar (o en cajas) para usarlo el verano siguiente. Involucra a tus hijos en esta tarea; ellos representarán una gran ayuda y se acostumbrarán a mantener su ropa organizada. Revisen el estado de los zapatos y la ropa, y lo que esté roto o desgastado, debe ir a la basura sin pensarlo dos veces. Con las prendas descartadas que estén en buen estado se pueden hacer dos cosas: venderlas a una tienda de artículos usados o donarlas a organizaciones benéficas. Tampoco viene mal ordenar el clóset de las toallas, la ropa de cama, cobijas o frazadas. ¡Cuando bajen las temperaturas todos van a necesitar tener a mano ropa y frazadas para acobijarse!

  • Este es el mejor momento para asegurarte que la calefacción y el calentador de agua funcionen apropiadamente. La temperatura aún no ha bajado lo suficiente como para sentir frío, pero eso no quiere decir que no revisemos la calefacción de la casa para asegurarnos de que funcionará bien el día que realmente la necesitemos. Haz una prueba con anticipación, remplaza el filtro, y asegúrate si necesitarás un profesional de mantenimiento para realizar algún arreglo. ¡Y no olvides de hacer lo mismo con el calentador de agua!

  • Saquen tiempo para hacer actividades con la familia. Cuando sopla el viento frío nos gusta encerrarnos en casa para estar calentitos, sin darnos cuenta de que estamos comenzando a llevar un estilo de vida sedentario que puede afectar la salud de tu familia. Así que anima a toda la familia a practicar deportes de invierno como patinar sobre hielo, hacer rutinas de ejercicios en casa o simplemente salir caminar bien abrigados. En esos días en los que probablemente no puedan salir debido a las condiciones del clima, crea un club de lectura en casa en el que todos participen. Elijan un libro que tenga una temática que les interese a todos, léanlo y coméntenlo. Esta es una buena manera de provocar debates productivos y que los más jóvenes de la familia mejoren su concentración, ejerciten su mente y estrechen los lazos de afecto con los demás.

El otoño puede ser una temporada tan divertida como la de verano, solo es cuestión de enfocarse en sacarles el mayor provecho a esos grados de menos en la temperatura manteniéndose activos y contentos en familia.  

Compartir artículo: