Tips para que tu automóvil esté siempre limpio y desinfectado

Tu auto merece una limpieza tan profunda como la que haces en casa, porque cuando está sucio y desordenado, te avergüenza llevar a alguien en él. Muchas veces por la vida agitada que llevamos olvidamos sacar cosas del vehículo y acumulamos objetos, como zapatos, ropa de hacer ejercicios y hasta alguna botella vacía, y cuando tengamos pasajeros tendremos que sacarlo todo para que ellos se puedan sentar. ¿Lo peor? ¡Te expones a un accidente! Imagina solamente que alguno de esos objetos se enrede en el freno o el acelerador del auto.

Suponiendo que tu vehículo esté ordenado, otra razón importante para que hoy mismo planifiques esa limpieza general es evitar enfermarte. ¡Sí!, basta que alguien agripado o con un virus contagioso entre en tu vehículo y toque las manijas o cualquier otra superficie para que termines contaminándote y probablemente el resto de tu familia… y tú no quieres eso.

¿Ya te convenciste de que debes hacerle una limpieza profunda a tu auto pronto? Lee estos prácticos tips, porque aquí también te ayudamos a mantener tu vehículo limpio y organizado siempre.

Una limpieza profunda más fácil y en menos tiempo. Lo ideal es que no acumules objetos en el piso y los asientos, pero si es así, busca una bolsa de basura y mete en ella todo lo que encuentres, para más tarde buscarle su lugar… fuera del auto. Ahora tu vehículo está listo para que pases la aspiradora hasta por los rincones más estrechos. Una vez libre de polvo, trae todos los productos de limpieza que vas a necesitar, sin olvidar nada, para que no pierdas tiempo entrando de nuevo a la casa para buscar algo. Para tener ventanillas relucientes, usa el mismo limpiador que utilizas para las ventanas de tu casa o puedes probar las muy convenientes toallitas Clorox® Glass Wipes. También puedes terminar desodorizando el interior con un aerosol que tenga un aroma fresco.

Mantén limpio tu vehículo retocándolo a menudo. Mantener tu auto organizado y limpio habla muy bien de ti, sobre todo cuando llevas contigo a familiares, amigos o compañeros de trabajo…. ¡y ni hablar si el jefe un día te sorprende pidiéndote el favor de que lo lleves a su casa! Para quitarte ese estrés, siempre que regreses a casa del trabajo, saca del vehículo cualquier objeto y llévalo a casa o guárdalo en una bolsa con cierre dentro del maletero. Ten la precaución de tener en la guantera toallitas desinfectantes, como Clorox® Disinfecting Wipes, que además de limpiar eliminan bacterias comunes que provocan enfermedades, y por ser desechables resultan muy prácticas.. Y para unos retoques rápidos asegúrate de tener en el maletero una bolsa con productos de limpieza.

Cuida tu auto por dentro y por fuera. Un vehículo con la pintura y las ruedas relucientes, tal parece acabado de sacar del concesionario. Por eso, lávalo con un detergente que elimine bien la suciedad y la grasa, y contenga cera para dejarlo brilloso y con una capa impermeable. Restriega bien las ruedas y limpia cuidadosamente los parabrisas. Recuerda que es esencial reemplazar el filtro del aire para que el motor funcione a toda su potencia, además de que un filtro de aire en mal estado te hará gastar más gasolina. Y ten siempre líquido de parabrisas… así no pasarás por el mal momento de estar guiando por la carretera casi sin visibilidad, porque el vidrio está sucio.

Esperamos que estos consejos te resulten útiles. ¡Buen viaje!

Compartir artículo: