Tres ideas para hace sentir a mamá como una reina en el Día de las Madres

Para que la celebración del día de las madres sea única y memorable no tienes que gastar mucho dinero ni complicarte la vida. Con ideas sencillas, pero creativas, puedes demostrarle a mamá lo mucho que la amas y valoras. Así que pon manos a la obra, porque ya se acerca el día de honrar a la mujer más importante de tu vida.

Aquí te damos tres ideas para que pongas tu creatividad a fluir y hagas sentir a mama como una reina en este día tan especial:

  1. Piensa en sus gustos y sorpréndela. No caigas en la trampa de la repetición comprándole el mismo perfume que le regalaste el año pasado. Tampoco le preguntes a mamá lo que ella quisiera el día de Día de las Madres. ¡No tiene gracia! Si le regalas algo bien pensado la sorprenderás y le arrancarás su mejor sonrisa. Veamos… ¿a mamá le gusta la naturaleza, porque la ves cuidando sus plantas y caminando al aire libre? Organízale un picnic con toda la familia en un parque cercano o planifica una comida en familia en el patio o terraza de la casa, ¡no olvides invitar a los tíos, tías, primos y abuelos! ¿A mamá le gusta dormir unas horas más en la mañana? Prepárale un desayuno delicioso y sírveselo en la cama, acompañado de una tarjeta de felicitación o una carta escrita a mano donde le dices cuánto la amas. ¿A mamá le gusta la música? Dale una serenata… y si es con mariachis ¡mejor! ¿Ella tiene fotos de la familia en su dormitorio o aún guarda los dibujos o proyectos de artesanía de sus hijos? Busca más fotos de la familia y dibujos nuevos de los hijos o nietos, y pégalos cuidadosamente en una gran cartulina blanca, como si hicieras un collage, y ponle un marco bonito.
  2. Hazle un regalo práctico ¡y original! Si tienes hijos, diles que quieres encargarle un proyecto secreto: un libro de cupones hecho a mano para regalarle a mamá que deberá estar listo para el Día de las Madres. Los cupones deben decir: “besos y abrazos gratis”, “lavar los platos ¡sin bromear!”,  “sacar la basura ¡ahora!”, “cena gratis ¡y deliciosa! para mamá”… y todo lo que se les ocurra que mamá pueda apreciar. Y recuerda que ella necesita sus momentos a solas con papá, así que le encantará encontrar cupones que digan: “noche de cita con papá”.

Pon a la familia a trabajar para ella. Mamá se pasa el año entero trabajando para mantener la casa bonita y con olor a limpio, de manera que ahora les toca a ustedes. Ponte de acuerdo con la familia para organizar una buena limpieza. Pero, eso sí, busquen la manera de hacerlo cuando ella esté fuera trabajando o haciendo gestiones en la calle. Si le asignas a cada miembro de la familia la limpieza de una habitación específica terminarán más rápido. Probablemente lo que mamá más detesta es limpiar el refrigerador, así que ocúpense de dejarlo impecable y desodorizado. Dejen brillosos los mostradores de la cocina y no dejen rastro de polvo en el hogar.  Lee los mejores consejos que les facilitarán la limpieza.  

Compartir artículo: